LA FELICIDAD NO SE BUSCA, SE CREA

“Una vez los dioses se reunieron para quitarle al hombre la sabiduría, ya que no hacía buen uso de ella. Entonces uno de ellos preguntó:

- Bien, pero: ¿dónde la escondemos?

 

Todos se quedaron pensando y uno dijo:

- Si la escondemos en el cielo, el hombre como es inteligente, más tarde o más temprano creará alguna máquina y la descubrirá.

Otro añadió:

- En el mar tampoco. Porque seguramente pasaría lo mismo que si la escondiéramos en el cielo.

Entonces otro exclamó:

- ¡Ya lo tengo! La esconderemos en el único sitio donde el hombre jamás se le ocurriría buscarla.

Todos lo miraron y le preguntaron al unísono:

-¿Donde?

- En su interior- contestó"

 

(Libro Tu manera de ver la vida)