FÁCIL O DIFÍCIL

"Había una familia que tenían fama de haber alcanzado la iluminación. De ello se enteró un muchacho y sin dudarlo se fue hacia el pueblo donde vivían.

 

Al llegar preguntó por ellos y le indicaron donde residían.

Cuando se acercó a la casa vio al que parecía el padre recogiendo lecha, fue hacia él y la preguntó:

- Perdone buen hombre que le interrumpa, pero tengo una duda y me gustaría, si es posible, que me la aclarara.

El hombre le miró y asintió con la mirada.-¿Alcanzar la iluminación es fácil o difícil?- preguntó el joven.

- Mira contestó el hombre -, es tan difícil como que tu mano alcance la luna.

Dicho esto el hombre reanudó su labor y el joven se quedó pensativo. Entonces vio salir de la casa a la mujer, fue hacia ella y la formuló la misma pregunta.

- Es tan fácil como beberte un vaso de agua- le dijo la mujer.

Esta respuesta le confundió aún más. Estaba dispuesto a irse, cuando vio aparecer una niña y supuso que sería la hija. Fue hacia ella y la preguntó lo mismo.

-          Verás - dijo la niña -. Si lo haces fácil, es fácil y si lo haces difícil es difícil. De ti depende."

 

(Libro Tu manera de ver la vida)